Imagen de los agentes desplegados en Sa Indioteria tras atrincherarse un padre y su hijo en una vivienda. | A. Sepúlveda

11

Un padre y un hijo se enfrentan cada uno a una pena de 13 años de cárcel por intentar matar en Palma a un policía nacional que fue a su casa a entregarles una citación judicial el 28 de mayo del año pasado.

Los hechos ocurrieron el 29 de mayo de 2018 cuando el agente fue a esta casa para hacer efectiva la entrega de una citación judicial para el padre, que se negó a recogerla. Por ello, el policía la dejó en las rejas de la verja de entrada al domicilio.

Seguidamente, sin previo aviso, el padre cogió una barra y comenzó a golpear al policía, mientras que el hijo le sujetaba por la espalda y le inmovilizó los brazos.

Noticias relacionadas

El agente tardó en curar 137 días y pudo volver al trabajo en el mes de octubre.
Además, la Fiscalía pide que los acusados indemnicen al agente con 13.180 euros por los daños sufridos.