La gata se encontraba en un pontón del Port de Palma. | Policía Portuaria

18

«Parecía como Robinson Crusoe en su isla. No sé cómo llegó allí cómo ha sobrevivido». Un agente de la Policía Portuaria no daba crédito a la odisea que sufrió una gata negra que se encontraba atrapada en un pontón del puerto de Palma desde el pasado domingo. Los agentes, con la colaboración del servicio de gestión de fauna y los amarradores del puerto, lograron rescatar al animal.

Una usuaria avisó a los policías del puerto de que había una gata negra en uno de los pontones. Las tareas de rescate fueron complejas. El felino al escuchar la lancha con la que se desplazaban los efectivos se asustaba y se escondía. Le pusieron comida, bebida y una jaula trampa. Vigilaron la gata a través de las cámaras del centro de control. Se desvivieron por salvar al animal y el miércoles pasado, al final, consiguieron rescatarlo.

Una agente de la Policía Portuaria fuera de servicio se está encargando de los trámites con el veterinario. La gata, que ha sido bautizada como ‘Stella’ en honor a la mujer que la vio en el pontón, está en acogida.