Imagen de dos agentes de la Guardia Civil, en el aeropuerto. | AMANDA AGUADO

11

La Guardia Civil ha detenido a un ciudadano dominicano por tráfico de drogas que llegó al aeropuerto de Palma con más de cinco kilos de cocaína en la maleta, envueltos en unas cintas para no ser detectado por los perros adiestrados. El acusado tomó un vuelo en República Dominicana con destino al aeropuerto de Barajas, en Madrid, y de allí, este martes por la tarde, voló a Palma.

Al aterrizar en Son Sant Joan, sobre las 14.15 horas, los agentes que controlan la llegada de pasajeros y Aduanas notaron que estaba nervioso y procedieron a separarlo del resto de pasajeros y examinar su maleta. Dentro, camuflado, hallaron el alijo de drogas, uno de los más importantes intervenidos en los últimos años.

Todo indica que la cocaína requisada en el aeropuerto de Palma era de gran pureza. El 'correo' fue detenido allí mismo y trasladado luego a los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil en Palma.

Ahora, la Policía Judicial de la Benemérita está investigando a quién iba destinada esa droga y para quién trabajaba el detenido en Palma.

El precio del alijo de droga incautado en Son Sant Joan podría sobrepasar en el mercado los 300.000 euros.