Un grupo de vecinos acude a dar de comer a unas ovejas abandonadas por su dueño en Andratx. | Michel's

22

A pesar de la intensa lluvia y viento, varios vecinos del municipio de Andratx acudieron este domingo por la noche hasta el Camí del Prat al rescate de un rebaño de ovejas para impedir que los animales se mueran de hambre. De forma simultánea, una defensora animalista se personaba en dependencias de la Guardia Civil e interponía una denuncia contra el dueño de la finca por un presunto delito de maltrato animal.

Un grupo de residentes del puerto, convocados a través de las redes sociales, entre los que se encontraban varios niños, acudieron al lugar cargados de comida y se la dieron a las ovejas. Algunos de estos animales llevaban muchas horas sin comer y en cuanto vieron la comida no podían contener sus ansias y se abalanzaron sobre la misma.

Los más pequeños explicaron a los medios de comunicación su enfado con todas aquellas personas que hacen daño a los animales y les dejan morir de hambre.

Noticias relacionadas

Desde hace años, el dueño de la citada finca está inmerso en un aluvión de quejas y denuncias. «Tras la denuncia pública realizada en Ultimahora.es han sido muchas las personas que nos han transmitido su enfado y a la vez su solidaridad con todas aquellas personas que tratamos de evitar una matanza. Repetimos lo mismo que ayer dijimos a los medios de comunicación, estamos muy cansados. Hemos denunciado los hechos ante la Policía Local, la Guardia Civil del Seprona, Medio Ambiente del Ajuntament y del Govern balear, pero nadie hace nada. Todos te dicen que este hombre es insolvente y que no pueden hacer nada», apuntan los vecinos.

Por el momento, los amantes de los animales y vecinos de la zona siguen dando de comer desde la barrera a las ovejas. «Lo hacemos por humanidad. Pedimos al Seprona, a la Policía Local y al Ajuntament que tomen cartas en el asunto. No podemos permitir que los animales se mueran de hambre. Somos un país civilizado», concluyen.