El doctor de Menorca que grabó a sus compañeras consiguió dos llaves para poder acceder a los vestuarios femeninos

| | Mahón |

Valorar:
preload
Dentro de la bolsa que aparece en la imagen estaba colocado el teléfono móvil del doctor detenido, que grababa a través de un agujerito que realizó en el plástico. De esta forma, visionaba todo el vestuario femenino del hospital Mateu Orfila, en Mahón.

Dentro de la bolsa que aparece en la imagen estaba colocado el teléfono móvil del doctor detenido, que grababa a través de un agujerito que realizó en el plástico. De esta forma, visionaba todo el vestuario femenino del hospital Mateu Orfila, en Mahón.

C.N.P.

Los investigadores de la Policía Nacional que registraron la casa y el despacho del médico detenido en Menorca por realizar grabaciones íntimas a sus compañeras encontraron dos llaves con las que el acusado accedía a los vestuarios del personal femenino, para colocar disimuladamente una cámara en la parte superior de las taquillas.

En su lugar de trabajo también le hallaron un disco duro, donde volcaba el contenido de sus dos móviles y así no levantaba sospechas si alguien accedía a las terminales. Además de las compañeras del doctor, también fueron grabadas trabajadoras en prácticas y familiares de pacientes, que acudían al baño durante su estancia en el hospital.

El caso

El sátiro del hospital Mateu Orfila de Maó, en Menorca, llegó a almacenar hasta 2.300 grabaciones de compañeras y otras mujeres en los vestuarios y aseos del centro. La Policía Nacional, un año después, ha dado por finalizada la investigación y ha confirmado que 101 féminas fueron espiadas en situaciones íntimas sin que ellas lo supieran.

En agosto del mes pasado un trabajador del centro médico sospechó de un objeto sobre una taquilla de los vestuarios de mujeres, que resultó ser un teléfono móvil oculto en el interior de una bolsa de plástico, dentro de una caja. La bolsa estaba perforada para que el sensor de la cámara grabara todo lo que pasaba en el recinto. El móvil era propiedad de un médico de 43 años, de origen peruano, que trabajaba en el hospital y que fue detenido por un delito contra la intimidad.

En aquellos momentos, sin embargo, no se pensaba que la magnitud del caso fuera la que finalmente ha sido. El despacho del facultativo y su casa fueron registrados por los agentes, que encontraron numerosos archivos informáticos. Lo que más llamó la atención de los investigadores es que el galeno, entre los años 2015 y 2018, almacenó de forma sistemática con todo lujo de detalles, en carpetas con nombres y ubicaciones, cada grabación oculta que realizaba.

Así pues, después de visionar todas las cintas, se ha comprobado que hay 101 mujeres afectadas, 83 de ellas en el centro hospitalario y el resto en otros lugares. 93 de ellas han podido ser identificadas y muchas han presentado denuncia contra el doctor, que sigue suspendido de empleo y sueldo por el Ib-Salut desde su arresto. El médico llegó a grabar incluso en su casa a las visitas femeninas que recibía. Además de los vestuarios, el doctor colocaba uno de sus dos móviles en los aseos del hospital, en el cubo de basura junto al wáter. De esta manera grababa a las mujeres cuando acudían al cuarto de baño.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Bob
Hace 9 meses

Expulsión de España y que pague la condena su país de origen.

Valoración:1menosmas

Alf
Hace 9 meses

Como no, panchito.

Valoración:-1menosmas

Francesc
Hace 9 meses

Vaya mestre de sa lírica es pavo. Una tècnica un poc xusquera però que va donar resultats segons pareix. Mis dieses.

Valoración:-1menosmas

Maripili
Hace 9 meses

Ya de paso, que investiguen bien los estudios y el título que tan alegremente convalidan en España a esta gente.

Valoración:23menosmas

Alberto
Hace 9 meses

Más que un doctor, un enfermo. Espero que no ejerza más como médico...

Valoración:39menosmas

manu82
Hace 9 meses

Patada en el culo y vuelta al Peru.

Valoración:43menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1