Celestino Rodríguez, a su llegada a los juzgados de Manacor. | Alejandro Sepúlveda

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Manacor en funciones de guardia ha decretado prisión provisional sin fianza para Celestino Rodríguez, el hombre que mató a la mujer alemana Ika Hoffmann en la Colònia de Sant Jordi el pasado domingo.

El detenido se negó a declarar ante la jueza.

El detenido está siendo investigando por asesinato. Celestino tampoco quiso testificar ante la Guardia Civil y sólo soltó un «no me acuerdo de nada» de manera espontánea ante los agentes. Fue lo único que dijo. No quiso pronunciarse más.

Noticias relacionadas

El trágico suceso ocurrió sobre las 6.00 horas del domingo. Tras una discusión entre ambos, Celestino, de 59 años y natural de Granada, asestó al menos cinco puñaladas en el abdomen y el tórax a Ika Hoffmann, de nacionalidad alemana y de la misma edad, que acabaron con su vida. Ella le había acogido en su casa semanas atrás al saber que vivía en la indigencia.