El asesino de Son Gotleu dice que mató a su compañero por un «acto reflejo»

| Son Gotleu |

Valorar:
preload
El acusado, Antonio Silva Azevedo, llegando al piso de Son Gotleu.

El acusado, Antonio Silva Azevedo, llegando al piso de Son Gotleu.

Jaume Morey

Antonio Silva Azevedo, portugués de 78 años, alega que mató a su compañero de piso, Elías Espinosa, ecuatoriano de 51 años, por un «acto reflejo», pero que no tenía intención de acabar con su vida. Estas fueron sus primeras palabras a las unidades policiales que acudieron al lugar de los hechos nada más producirse el crimen. Según fuentes próximas al caso a las que ha tenido acceso Ultima Hora el acusado sostine -desde el minuto uno de su detención- que no quería matar a Elías, pero que al verle entrar en su habitación tras una acalorada discusión con una botella en la mano el acto reflejo fue el de coger unas tijeras y clavárselas en el cuello cortándole la yugular.

Por su parte, todos los vecinos que han prestado declaración en sede policial, desmontan esta versión y sostienen que Elías era «muy buena persona e incapazaz de matar a una mosca, todo lo contrario que Antonio que era muy agresivo». De hecho, a falta de confirmación oficial y de los informes de los médicos forenses que practiquen la autópsia a primera hora de hoy, todo a punta a que la víctima murió de una única herida profunda.

Elías residía en el primer piso del número 36 de la calle Indalecio Prieto desde hacía poco más de un año. Conoció a su asesino cinco meses después, cuando el septuagenario alquiló en el mismo inmueble una habitación. Desde el primer momento la convivencia fue dura y las discusiones constantes. A las nueve de la mañana del sábado, agentes del Grupo de Homicidios trasladaron al piso de la calle Indalecio Prieto donde tuvo lugar el crimen al sospechoso de la brutal agresión. Una vez allí, en presencia de su abogado, se realizó una reconstrucción de los hechos.

La investigación apunta a que Antonio estaba sobrio

Todos los vecinos consultados confirman que, tanto Antonio como a Elías, les gustaba ir de forma asidua por los bares e ingerir grandes cantidades de alcohol. A pesar de ello, la investigación sostiene que el día del crimen, Antonio Silva, estaba sobrio y era consciente de sus hechos.

Silva ha pasado a disposición judicial en la tarde de este lunes.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Vacas voladoras
Hace 11 meses

Que triste es la “igualdad” de los políticos, cuando la víctima de la violencia es una mujer, promueven manifestaciones, minuto de silencio, etc., si es un hombre, mutis por el foro.

Valoración:15menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1