Imagen de los forenses, sacando de la vivienda el cuerpo de la víctima. A la derecha, su pareja, un hombre conocido de la zona, en una imagen compartida por los vecinos de la Colònia.

El presunto homicida de Ika Hoffmann, un español de 59 años de edad, ha sido visto a primera hora de este domingo por varios testigos con un arma blanca a pocos metros de la vivienda que compartía con su pareja en la Avenida Primavera de la Colònia de Sant Jordi, en Ses Salines.

Fueron estos vecinos los que dieron el aviso al 112 explicándoles lo que habían presenciado. El servicio de emergencias avisó la Guardia Civil, que cuando llegó al lugar de los hechos vieron a la mujer agonizando.

Según los primeros datos que han trascendido, el hombre asestó al menos cinco puñaladas a su pareja a primera hora de este domingo.

A pesar de los esfuerzos del equipo médico desplazado por reanimar a la mujer, ésta falleció poco después debido a las heridas realizadas por su pareja con un «elemento corto punzante» en el tórax y el abdomen.

Noticias relacionadas

El alcalde de Ses Salines, Joan Rodríguez, que ha acudido al lugar de los hechos, ha confirmado que el agresor, ahora detenido, es una persona conocida de la Colònia de Sant Jordi.