El monitor detenido, el día que fue trasladado a los juzgados de Manacor. | A. Sepúlveda

3

La Audiencia de Palma ha confirmado la libertad del monitor de judo acusado de abusos sexuales a niños durante los últimos 20 años en sa Coma. La fiscal solicitó prisión provisional por la gravedad de los presuntos delitos, el riesgo de fuga y reiteración delictiva o la posibilidad de influir en los testigos.

La Sección Primera considera que no existe riesgo de fuga por el arraigo del hombre, que acude a firmar al juzgado cada 15 días. Los jueces añaden que las supuestas víctimas no corren peligro ya que el sospechoso, defendido por el abogado Eduardo Luna, ha dejado de dar clases de judo.

El hombre fue detenido por la Guardia Civil el pasado mes de junio. El acusado, según los investigadores, se ganaba la confianza de los niños haciéndoles regalos de alto valor económico y, una vez conseguida, cometía los presuntos abusos sexuales.