Imagen del violador detenido en Palma. | Juan P. Martínez

29

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Palma el pasado lunes a un hombre de 29 años y origen rumano como presunto autor de cuatro violaciones, dos de ellas en grado de tentativa. Este jueves el juez lo ha enviado a prisión sin fianza

La investigación se inició después de recibir una denuncia de una mujer que fue objeto de una agresión sexual a finales de julio, sobre las 00.30 horas, cuando se encontraba en una parada esperando el autobús en las Avenidas de Palma.

A su lado se detuvo un vehículo ocupado por un hombre, quien entabló conversación ofreciéndose a llevarla a su destino. La mujer aceptó la invitación y sin embargo el hombre se dirigió a otro lugar aislado donde la agredió sexualmente además de golpearla.

Posteriormente se produjo otro hecho a principios de agosto, también de noche, cuando una mujer se encontraba paseando a su perra por la zona de Cala Major. Un hombre se le acercó por detrás y la piropeó. La víctima se alejó, hasta que en un momento dado éste la agarró por el pelo y la intentó arrastrar a una zona de vegetación cercana y sin iluminación.

La víctima se resistió y forcejeó con el hombre, cayendo al suelo. El agresor no cejó en su intento y la mujer empezó a chillar. Los vecinos, alertados por los gritos, salieron al balcón, lo que motivó su huida.

Por ello los agentes de la UFAM iniciaron una ardua investigación en la que se consiguió identificar al presunto autor, obteniendo evidencias y pruebas que incriminaban al arrestado en los hechos.

Los agentes lo consideran autor de una agresión sexual perpetrada a finales de mayo, contra una mujer en la zona del Polígono de Levante, así como con una tentativa a otra mujer a la que conoció en un bar en la zona de las Avenidas, a la que cogió fuertemente por el cuello manteniendo un forcejeo sin llegar a agredirla sexualmente.

Un dispositivo conjunto con unidades de Seguridad Ciudadana para la localización del presunto autor pudo averiguar que este no disponía de domicilio conocido y que se desplazaba en su vehículo por toda la ciudad, hasta que finalmente fue localizado por un agente libre de servicio en la zona próxima a la plaza de Toros, el pasado día 19 de agosto. La investigación continúa abierta ya que no se descarta que pudiera haber más víctimas.