Los técnicos, durante la primera valoración de los daños materiales.

43

La torre y el pavimento del castillo infantil del Parc de sa Riera son irrecuperables tras el incendio intencionado de esta pasada madrugada.

Así lo ha asegurado la regidora de Infraestructuras, Angélica Pastor, que también ha explicado que los técnicos trabajan para recuperar por lo menos los toboganes.

Además, en una primera valoración los daños materiales ascienden a 300.000 euros.

Pastor ha destacado que se trata de una agresión al mobiliario urbano. «Estamos hablando de delitos a bienes públicos y esto no se puede consentir; no podemos consentir la impunidad en estos casos».

El Ayuntamiento considera que este ataque «ha supuesto cruzar todas las líneas rojas», atacando un espacio emblemático y de ocio para los niños y las familias.

Noticias relacionadas

Fuentes del consistorio han informado que se trabaja para restablecer este espacio de juegos infantiles con la máxima urgencia posible.