El fiscal Miguel Ángel Subirán y el juez Manuel Penalva han pedido personarse. | Alejandro Sepúlveda

26

El TSJB devuelve otra vez a Instrucción la causa contra el juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán por las supuestas irregularidades en la instrucción del ‘caso Cursach’. La decisión tomada ayer por la Sala de lo Civil y Penal se debe a un nuevo motivo formal. La exposición razonada que hizo el juez Florit el pasado 1 de julio llegó al TSJB cuando aún no había terminado un plazo dado a las acusaciones y defensas para pronunciarse. Así, según un informe del secretario faltan por opinar si hay indicios de delito o no algunos de los policías de Blanqueo y la ‘madame’.

Noticias relacionadas

La decisión de este martes deja la investigación en un limbo. Lo que debería ser un trámite menor: agotar el plazo y devolverlo de nuevo al TSJB se enfrenta a que no hay juez que tome la decisión ni que asuma el caso. El instructor, Miquel Florit está de baja y esta se prevé larga. Para sustituirle, la juez decana de Palma le atribuyó la competencia al titular del Juzgado de Instrucción 8, Antoni Rotger. Éste se ha abstenido y esa decisión está a la espera de que la Audiencia Provincial resuelva. Si prospera, pasará a otro magistrado de Instrucción y se verá si la acepta o también se abstiene por amistad con alguno de los investigados. En todo ese toma y daca y, con agosto mediante, pueden pasar meses antes de que haya un juez oficialmente al cargo de la causa y más aún para que haya una decisión del TSJB sobre si los indicios de delito que la Fiscalía y Florit veían en Penalva y Subirán bastan para imputarlos o no.

Es la segunda ocasión en la que el TSJB devuelve a instrucción este asunto: lo hizo en abril cuando la Policía Nacional pedía acceder a los móviles de Penalva y Subirán y lo hace ahora por el trajín de jueces instructores. Mientras, el magistrado y el fiscal sobre los que se tienen que pronunciar también recurren para poderse personar en la causa. En un escrito al Juzgado de Instrucción 12, ambos sostienen que la suspensión de la causa no es motivo para que no les dejen acceder a la misma. El recurso alude de paso a la imputación del juez Florit en el TSJB por el ‘caso Móviles’ porque el letrado de la administración de Justicia dio traslado a Fiscalía: «Se acude al cobijo del fiscal, para así justificar un proceder; forma de comportamiento este que ha llevado a las puertas de la imputación al Sr. Florit, de este mismo juzgado, magistrado que al seguir el dictado del fiscal Carrau termina encausado, mientras dicho fiscal no asume acusación ninguna».