Los refuerzos incluidos en esta 'Operación Verano' suman 264 agentes. | Archivo UH

Los refuerzos policiales dentro de la 'Operación Verano' del Ministerio de Interior, un plan que contempla un aumento de la vigilancia en puntos estratégicos para el turismo, han empezado este lunes y en Baleares un total de 264 agentes de Policía Nacional y de Guardia Civil se han sumado a la plantilla.

Según ha informado la delegación del Gobierno en su cuenta de Twitter, los refuerzos en las Islas han aumentado un 22,2 por ciento y, de hecho, se trata del mayor despliegue para la temporada turística en el archipiélago desde 2011.

Cabe recordar que en rueda de prensa, explicaron que el aumento de la vigilancia estaba previsto en estaciones, puertos, hoteles, playas y campings, entre sus principales cometidos, y también incluye incrementar la prevención ante posibles ataques terroristas.

Estará en vigor hasta el 30 de septiembre en las Islas

El despliegue se recoge en una instrucción con fecha de 11 de junio firmado por la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella Gómez. Se extenderá hasta el 31 de agosto en Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Galicia, Madrid, Murcia y Valencia. En las Islas, sin embargo, estará en vigor hasta el 30 de septiembre.

En total, en el Estado se movilizarán 22.700 policías nacionales y 22.000 guardias civiles entre los destinados en plantilla y los que irán de refuerzo, según precisan fuentes de Interior. El plan contempla «potenciar las actuaciones para la obtención de información en prevención de actos terroristas», con especial atención a las amenazas del terrorismo yihadista, así como «reforzar las medidas de seguridad en espectáculos y acontecimientos que supongan grandes concentraciones de masas».