15

La pareja detenida por la Guardia Civil en Magaluf por presuntos abusos sexuales a un adolescente fue puesta en libertad con cargos este sábado de madrugada, tras una declaración maratoniana ante la jueza de guardia que concluyó sobre las 2.

Ambos se taparon el rostro cuando los trasladaron este viernes, a las 17.09 horas, a la sede judicial. Los arrestados son el dueño de una academia de baile, de 30 años, y su pareja, de 36, que dirige una conocida discoteca en Palma. El menor, de 16 años y alumno de la escuela de danza, denunció hace días que ha sufrido tocamientos por parte de los dos sospechosos en repetidas ocasiones durante más de dos años.

Los agentes de la Guardia Civil encargados de las pesquisas no descartan que haya más víctimas tras destaparse este caso. El único denunciante hasta el momento no se habría atrevido a denunciar los tocamientos por temor a que su carrera como bailarín se viera afectada. Sentía gran admiración hacia su profesor con el que viajaba junto a otros compañeros a competiciones internacionales.

La Policía Judicial de Calvià arrestó a la pareja el pasado jueves por la mañana en un piso junto al hotel Wave House, en la Avenida de Magaluf, donde residía de alquiler mientras reformaba su apartamento en la calle dels Pinzons, en Palmanova. Los agentes registraron ambos domicilios en busca de pruebas y se incautaron de diverso material que posteriormente analizarán. Los arrestados se negaron a declarar ante los investigadores.

Noticias relacionadas

El entorno de la pareja detenida por presuntos abusos sexuales al menor atribuye la denuncia a una venganza de la madre. El propietario de la academia habría apartado a su hijo de una competición internacional en Los Ángeles por mal comportamiento con el resto de compañeros. La madre del chico, socia del arrestado, se habría sentido molesta por este gesto y no quería continuar en la empresa.

La mujer, según amigos de los denunciados, habría exigido una «cantidad desorbitada» de dinero para venderle su parte. El dueño de la escuela se negó y la mujer interpuso una denuncia por tocamientos a su hijo. La presunta víctima es una joven promesa del baile que acudía desde hacía tiempo a la academia de danza. El propietario, un conocido director y coreógrafo influyente en el mundo del baile, tiene más de 106.000 seguidores en Instagram y es embajador de una marca de ropa deportiva. Un referente para sus decenas de alumnos. Un ídolo.