La Audiencia Nacional condena a un socio de Petrov por fraude fiscal en Mallorca

| Palma |

Valorar:
preload
Esta es, por el momento, la única condena que sigue a la ‘operación Troika’ de 2008.

Esta es, por el momento, la única condena que sigue a la ‘operación Troika’ de 2008.

13-06-2008 | Jaume Morey

Tras la absolución en masa por la presencia de la mafia rusa en Mallorca, la Audiencia Nacional sí ha condenado por delito fiscal a uno de los socios de Gennadios Petrov en Mallorca. El tribunal ha impuesto una pena de un año y tres meses de cárcel a Jurij Salikov por defraudar a Hacienda casi un millón de euros a través de una sociedad que creó con Petrov y que tiene como único patrimonio la vivienda del ruso en Portals Vells.

El tribunal considera demostrado que Salikov empleó la mercantil Sunstar S. L. para aflorar en España alrededor de dos millones y medio de euros mediante una serie de tres ampliaciones de capital. Los fondos que sirvieron para esas operaciones tenían un origen desconocido. Salikov los justificó por una serie de préstamos que habría recibido de su padre, algo que el tribunal no ha dado por bueno y ha condenado por un delito contra la Hacienda Pública.

Esta era una pieza separada por delito fiscal de la causa principal que siguió a la gran operación de la Audiencia Nacional contra la mafia rusa en Mallorca del año 2008. Esa actuación quedó en nada hace unos meses: con el principal acusado, Petrov, fugado en Rusia, el tribunal absolvió a una veintena de acusados. La Sala no encontró pruebas ciertas de que los capitales que se introdujeron en Mallorca provinieran de una actividad delictiva en Rusia.

La pieza por fraude fiscal se centraba en la sociedad Sunstar, que había sido fundada en 1998 por Salikov y Petrov y que tuvo como sede el chalet del segundo en Sol de Mallorca.

Sin embargo, dos años después, Petrov vendió sus participaciones. Así, esa mercantil se quedó únicamente como una sociedad patrimonial de Salikov. Éste estuvo acusado en la pieza principal del procedimiento y fue absuelto.

Ahora, la Audiencia tiene en cuenta un atenuante de dilaciones indebidas como muy cualificado ante la demora del procedimiento y que se trata de un delito cometido hace 16 años. Así, fija la condena en un año y tres meses y una multa de la mitad del dinero defraudado. Además, se absuelve a la mujer del acusado a la que la Fiscalía retiró los cargos tras el juicio.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.