Previous Next
22

Una cámara grabó a los presuntos autores del incendio que calcinó cuatro contenedores y tres vehículos la madrugada del sábado al domingo en la calle Poeta Guillem Colom de Palma. Los dos pirómanos, de 51 y 49 años, fueron detenidos este lunes al mediodía en un operativo conjunto formado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local de Palma.

Uno de los detenidos trabaja en la asistencia a discapacitados en Son Sant Joan y el otro tiene un importante grado de discapacidad. Ambos viven con sus respectivos padres. Se sospecha que pueden estar implicados en otros incendios, aunque tomaban «muchas precauciones» para que no les detuviesen. Está previsto que los presuntos autores pasen este jueves a disposición judicial.

Noticias relacionadas

Como consecuencia del voraz incendio, los vecinos del edificio de ocho plantas pasaron buena parte de la madrugada del domingo en vilo. De hecho, numerosos balcones se han visto afectados, especialmente el de los tres primeros pisos del número 10 de la citada calle, donde había bicicletas y mesas quemadas. Las llamas han llegado hasta el cuarto piso. El fuego registrado provocó también que los cristales de algunas viviendas estallaran y que dos coches resultasen totalmente calcinados, y otros dos, parcialmente.

Los vecinos, están indignados porque los contenedores están ubicados enfrente de la puerta de entrada y el presidente de la comunidad hace meses interpuso una denuncia ante el Ajuntament de Palma pidiendo que se retirasen porque es la única puerta de entrada y salida del edificio.

Desde enero de 2018 han sido cerca de 350 los recipientes de basura que han ardido en Palma. No hay prácticamente zona que se haya escapado de la acción de los pirómanos. Cada contenedor tiene un coste cercano a los 1000 euros para el contribuyente de la capital balear, así que el montante económico para Cort ha sido de 350.000 euros desde que se inició la oleada de incendios.