PALMA. ASESINATOS. El detenido por la muerte del holandés en Son Banya admite que le golpeó y va a prisión. El joven niega que intentara robar al cineasta Wouter van Luijn , de 34 años, 700 euros de la cartera. MAS FOTOS EN EL DISCO DEL 16-07-2018 | Redacción Sucesos

5

La autopsia al cineasta holandés que murió en Son Banya ha revelado que sufría una lesión cerebral previa a la brutal paliza que recibió la madrugada del 13 de julio de 2018. El principal sospechoso del crimen, Adrián H. F., de 19 años, sostuvo en su declaración judicial que solo empujó a Wouter van Luijn y que le dio un manotazo. El abogado del único detenido hasta el momento ha solicitado su puesta en libertad.

El joven trasladó al herido en un Volkswagen Tiguan R hasta Son Espases. La primera versión que dio a los investigadores es que pasaba por las inmediaciones del poblado y vio a cinco adolescentes golpear al holandés, tocó el claxon y ayudó a la víctima. Le echó agua en la cara y después lo acompañó al hospital, donde murió poco después a causa de una hemorragia cerebral.

Versión
La versión de Adrián H. F. no convenció a la Policía Nacional y apenas un día después de los hechos detuvo al joven e ingresó en prisión. El sospechoso fue excarcelado el pasado 9 de abril para declarar por lo ocurrido aquella madrugada en el poblado de Son Banya.

La acusación particular entiende que varias personas atacaron al cineasta debido a los golpes que sufrió en la cara y en el cuerpo. Adrián H. F. ha ofrecido varias versiones. En una de las declaraciones ante la policía dio los nombres de tres jóvenes que agredieron a Van Luijn y el de un cuarto que le robó la cartera con alrededor de 700 euros.

El detenido por la muerte del holandés en Son Banya admite que le golpeó y va a prisión.

Noticias relacionadas

El letrado de la familia del holandés se ha opuesto a la libertad del principal sospechoso al entender que hay relación entre la agresión y la muerte del cineasta. También cree que existe riesgo de reiteración delictiva. El joven ya fue condenado a dos años de cárcel por un robo con fuerza en casa habitada el 11 de abril de 2018. Además, se dedica a la reparación de barcos por lo que el abogado opina que hay riesgo de fuga porque puede trabajar en cualquier puerto del mundo.