Dos años de cárcel por querer sobornar a los policías que le descubrieron con marihuana

| Palma |

Valorar:
preload
Si bien le advirtieron de que depusiera su actitud desafiante, el condenado, con intención de lograr que los agentes se abstuvieran de multarle por posesión de droga, preguntó a uno de los policías qué podía ofrecerle para «arreglarlo».

Si bien le advirtieron de que depusiera su actitud desafiante, el condenado, con intención de lograr que los agentes se abstuvieran de multarle por posesión de droga, preguntó a uno de los policías qué podía ofrecerle para «arreglarlo».

11-03-2019 | A. Sepúlveda

Un jurado ha condenado este lunes a 2 años de prisión y multa de 1.800 € a un joven que ha admitido que ofreció 420 € a unos policías para intentar evitar que le multaran por posesión de marihuana, que además se resistió y agredió a uno de los agentes. Se ha conformado con la petición de condena de la Fiscalía.

Los hechos que el joven ha admitido esta mañana ante la Audiencia de Palma -admisión que ha permitido el acuerdo con la Fiscalía- ocurrieron en diciembre de 2015, cuando tres agentes de la Policía Nacional dieron el alto a un vehículo en el que circulaban cuatro personas, y apreciaron el fuerte olor a marihuana que emanaba de él.

Tras cachear a los ocupantes del coche, intervenir la marihuana e informarles de que iban a extenderles la preceptiva acta por posesión de estupefacientes, uno de los jóvenes dijo a los agentes que no sabían con quién estaban hablando y les llamó «desgraciados».

Si bien le advirtieron de que depusiera dicha actitud desafiante, el joven hoy condenado, con intención de lograr que los agentes se abstuvieran de multarle por posesión de droga, preguntó a uno de los policías qué podía ofrecerle para «arreglarlo».

Cuando el agente le insistió en que depusiera esa actitud, el joven se dirigió a otro de los policías y le preguntó «¿con esto nos olvidamos de lo ocurrido?» a la vez que le introducía un fajo de billetes con 420 euros en el bolsillo.

Al informarle los agentes de que lo iban a detener, el joven empezó a hacer aspavientos para menoscabar su autoridad y evitar la detención, se revolvió a codazos y cayó con uno de los agentes al suelo, donde siguió dando patadas y puñetazos.

Tras su detención y ya en el calabozo, el detenido siguió con su comportamiento violento y expresiones amenazantes.

Al admitir este lunes los hechos, la defensa y la Fiscalía han alcanzado un acuerdo de conformidad por el que la acusación pública ha rebajado la petición de condena de los 4 años y 3 meses de prisión que pedía inicialmente a 2 años de cárcel y varias multas.

El joven ha sido condenado a 2 años de prisión y 840 euros de multa por un delito de cohecho, a 600 euros de multa por resistencia a la autoridad y a pagar otros 360 euros por las lesiones causadas a uno de los policías. Reclama indemnizará a dicho agente con 1.200 euros.

La Fiscalía no se ha opuesto a la petición de la defensa de que el tribunal suspenda el cumplimiento de la pena de prisión, por lo que no ingresará en la cárcel a no ser que cometa otro delito.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Sonia
Hace 7 meses

Todo perfecto hasta que he llegado al último párrafo. No entrará en prisión. Bravo por nuestra fantástica justicia!!

Valoración:10menosmas

Allihoup
Hace 7 meses

Las iniciales? Antecedentes? Amigo?

Valoración:5menosmas

Gulliver
Hace 7 meses

Pero ésto que es, la Justicia o un mercado de Marrakech?

Valoración:12menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1