Desaparición de Laura Luelmo

El asesino de Laura Luelmo tenía dos novias cuando cometió el crimen

| El Campillo, Huelva |

Valorar:
preload
Imagen del asesino confeso de Laura Luelmo, Bernardo Montoya.

Imagen del asesino confeso de Laura Luelmo, Bernardo Montoya.

18-12-2018 | Efe

El autor confeso del asesinato de Laura Luelmo, Bernardo Montoya, ha cambiado por tercera vez su versión de los hechos. En su última versión, que recoge el medio ABC, asegura que a la víctima «la mató una novia suya llamada Josefa, una exreclusa a la que conoció cuando estuvo internado en la cárcel de El Puerto de Santa María (Cádiz)».

Bernardo reveló tras ser detenido que había ido a visitar a esa mujer, Josefa G. C., que vive en Jerez de la Frontera, mientras la Guardia Civil buscaba a Laura Luelmo, ha podido saber el medio nacional. Y, por lo visto, no fue la única mujer. Tal y como comprobaron los investigadores, el viernes 15 de diciembre Montoya se dirigió a la cárcel de Huelva para mantener un 'vis a vis' con la que se supone que es su pareja actual, otra interna a la que se refirió en su declaración. Según ABC, el asesino «aseguró que esta segunda mujer no sabía nada de lo que había hecho y que en su visita a Josefa disimuló con ella y con la madre de la mujer, su supuesta suegra».

Bernando Montoya está ingresado en un módulo de aislamiento de la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla). Hace un par de semanas dijo a un funcionario de esa prisión que iba a contar la verdad: esta nueva versión afirmaba que fue Josefa, a quien se refirió como su exnovia, quien acabó con la vida de Laura por celos.

El preso hizo un escrito en el que explica que «por respeto a mi familia no voy a quedar como un asesino y violador de una chica con la edad de mi hija». «Decidí autoinculparme para librar a mi exnovia de la cárcel. Yo ya estoy acostumbrado a esta vida. Pero no me voy a comer el marrón de Josefa», continúa. «Llevaba tres años sin saber nada de Josefa pero se presentó en mi casa y le invité a pasar. Luego salí a preparar un brasero de leña (...) y vi salir a una chica joven y preciosa. Me preguntó por un supermercado y le di las indicaciones».

Según este relato, Montoya encontró a la profesora y a su exnovia discutiendo en el salón y Josefa le dio un golpe en la cara con el palo de una escoba, la maniató y la llevó al dormitorio, donde la mató con un martillo.

Esta historia no encaja con lo que vieron los vecinos de la zona ni con los datos que se ha aportado la autopsia. Por lo visto, esta versión puede ser un intento de venganza hacia Josefa. Los padres de Laura Luelmo se manifestaron por primera vez hace escasos días con una carta a las Cortes de Castilla y León en la que aseguraban que el Estado ha «fracasado estrepitosamente al no ser capaz de garantizar el derecho a la vida y a la integridad física de nuestra hija al exponerla a un ser monstruoso».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

elpieses
Hace 9 días

¡Cuántas gente envidiosa leo por aquí!

Valoración:2menosmas

joan de sa muntanya
Hace 10 días

Paredón.

Valoración:-2menosmas

Reflexiones
Hace 10 días

Creo que las andanzas y aventuras sentimentales de este individuo, amen de no interesar a nadie, no son mas que una estrategia urdida por el mismo y tal vez por su abogado, para confundir, marear la perdiz, y al final crear lo que se llama 'duda razonable'. Con lo que es posible que le caiga, de nuevo, otra condena de risa. Algo que no seria de extrañar en un pais con una justicia de pena.

Valoración:13menosmas

ESPARTACO
Hace 10 días

totalmente de acuerdo con los padre de la pobre Laura¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ somos el hazmereir del mundo en tema de justicia¡¡¡¡¡¡¡¡ VOX YA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Valoración:13menosmas

Lérida
Hace 11 días

La cárcel es poco para él, merece el infierno. Absténganse de comentarios políticos en algo tan triste.

Valoración:61menosmas

EF
Hace 11 días

Exactamente lo que dicen los padres es totalmente cierto, las leyes buenistas cada día nos exponen a cientos de personajes que en vez de estar cumpliendo su pena están de permisos, con el tercer grado o directamente en la calle. Un fracaso total, por eso partidos más duros están subiendo como la espuma...

Valoración:71menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1