Imagen del furgón, con los restos de Julen. | Javier Jiménez

1

El furgón funerario, que previsiblemente traslada los restos mortales del pequeño Julen, cuyo cuerpo sin vida fue localizado a la 01.25 horas de este sábado tras permanecer atrapado 13 días en un pozo en Totalán (Málaga), ha abandonado el lugar pasadas las 04.00 de esta madrugada.

Casi simultáneamente, los equipos que han participado en el rescate también abandonaban la zona de los trabajos, entre ellos los ocho mineros que durante más de 30 horas han buscado a Julen y que han partido en un coche de la Guardia Civil.

El cuerpo sin vida de Julen Roselló estaba atrapado en un túnel de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de profundidad perforado para realizar sondeos de agua.

Noticias relacionadas

El rescate se considera el más complejo que se ha acometido en España, ya que decenas de máquinas, perforadoras y excavadoras han removido cerca de 83.000 metros cúbicos de tierra para excavar un pozo paralelo que llegase hasta el pequeño.