El condenado por la violación de la menor, durante el juicio. | Alejandro Sepúlveda

5

La Audiencia Provincial ha condenado a un hombre a 16 años de cárcel por violar y dejar embarazada a una menor en un domicilio de Manacor. El acusado, de 36 años y nacionalidad china, deberá indemnizar a la víctima, del mismo origen, con 107.452 euros por los daños morales ocasionados. «El hombre instauró en ella un estado de pánico», apunta el fallo.

Un tribunal de la Sección Primera considera probado que el calvario de la joven empezó cuando tenía 13 años. Convivió con el hombre que desde el verano de 2013 hasta mediados de 2015 aprovechaba que se quedaba a solas con ella para violarla en el piso que compartían. El procesado la amenazaba cuando ella se negaba a mantener relaciones sexuales.

Noticias relacionadas

El hombre decía que mataría a ella y a toda su familia si no accedía. Una vez cogió un cuchillo de la cocina y le dijo: «Ahora te voy a matar». En mayo de 2015, el padre de la menor sorprendió al agresor en su dormitorio y en ropa interior. La pesadilla no terminó ahí. La adolescente se quedó embarazada y tuvo un hijo con el acusado, en enero de 2016, que dio en adopción.

A día de hoy, la menor, hija del cuñado del condenado, presenta un trastorno psíquico por estrés postraumático grave. La sentencia recoge que todavía tiene pesadillas, miedo a dormirse y a que aparezca el agresor. Revive experiencias traumáticas, se siente amenazada y no se relaciona con hombres. Tiene vergüenza, rabia contenida, deseos de venganza, tristeza y un profundo dolor.

El acusado, asistido por el abogado José Manuel Domingo, del despacho Lafuente, explicó en el juicio que eran novios y que las relaciones fueron consentidas. La menor, a través de videoconferencia, entre lágrimas, confirmó que la forzaba cuando se quedaban a solas porque sus padres trabajaban muchas horas en un restaurante.