Un niño cae en un pozo en Málaga

Fase crítica del rescate de Julen

| Totalán, Málaga |

Valorar:
preload
El portavoz de la Guardia Civil en Málaga, Jorge Martín, atiende a los medios mientras prosiguen con el rescate de Julen.

El portavoz de la Guardia Civil en Málaga, Jorge Martín, atiende a los medios mientras prosiguen con el rescate de Julen.

24-01-2019Daniel Pérez

La galería horizontal que están realizando mineros asturianos para rescatar a Julen, el niño de dos años que cayó a un profundo y estrecho pozo en Totalán (Málaga) el pasado día 13, ha alcanzado 2,5 metros, la mitad de la longitud necesaria para llegar hasta donde se supone que está el pequeño.

Jorge Martín, portavoz de la Guardia Civil, ha explicado en una comparecencia ante los medios que se están presentando «muchas complicaciones» en el terreno, «que es el mismo que en el túnel vertical y se plantean los mismos problemas».

Ha precisado que se ha avanzado en la galería horizontal y que el helicóptero de la Guardia Civil que se encontraba estacionado en la zona ha despegado en dirección a Sevilla «para recoger más material explosivo y garantizar que en ningún momento el equipo se quede sin provisión de material».

Cada microvoladura supone un proceso de más de dos horas, ya que primero dos mineros descienden hasta el punto donde se construye el túnel horizontal y perforan en la roca varios agujeros en los que después se introducirán las cargas explosivas.

A continuación, los mineros ascienden a la superficie y son relevados por dos guardias civiles del Servicio de Montaña, especialistas en espeleología y microvoladuras, que descienden e introducen las cargas explosivas en los orificios.

Después, con todo el personal en la superficie, se detonan las cargas, que han sido previamente preparadas por los técnicos en desactivación de explosivos (TEDAX) de la Guardia Civil, «que son los especialistas que saben el peso y la mezcla de cada componente», ha explicado este portavoz.

Este proceso lleva una hora y media, aproximadamente, y «después hay que esperar otros 30 o 40 minutos para extraer el aire de manera forzada de abajo», por lo que «se introduce aire para evacuar el aire contaminado y los gases que se encuentran abajo».

«El ánimo entre los veintiséis efectivos sigue siendo igual de alto que este jueves, pero como hemos visto estos días, la montaña manda en nuestro trabajo y marca el ritmo de trabajo de estas personas, e igual que hemos encontrado material extremadamente duro en el túnel vertical estamos encontrando el mismo en el horizontal», ha señalado Martín.

Rescate inédito

El presidente del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Francisco Delgado Bonilla, ha destacado que pese a la dificultad del trabajo y la dureza extrema de las rocas todo va bien en un rescate que ha calificado de «inédito, con decisiones complicadas en tiempo récord».

Delgado Bonilla ha recordado que los mineros se están jugando la vida y ha indicado que los primeros que tienen que conocer los avances de los trabajos son los padres de Julen, que están en continúo contacto con los psicólogos.

Ha indicado que están atentos a cualquier incidencia o necesidad y que no están «escatimando en nada. Todos los bomberos del consorcio quieren echar una mano. Estamos trabajando sin descanso y sin desánimo».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Palillos
Hace un año

Se toman decisiones para hacer un plan que llevaría mucho más tiempo y con menos medios que en otros países, pero siempre existirá la gente que protesta y opina desde la comodidad de su casa.

Valoración:1menosmas

pitufo
Hace un año

O sigui han d’anar a Sevilla a per més explosius,,,, no ho tenien previst? Es teu coi,,,ns!!!

Valoración:-6menosmas

b
Hace un año

Tienen que hacerse la idea de que rescatarán un cadáver y después habrá que exigir responsabilidades al propietario de la finca donde esta el pozo.

Valoración:3menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1