17

No es la primera ocasión que la tragedia golpea a la familia del niño que se precipitó este domingo a un pozo en Totalán, en Málaga. En el año de 2017, los padres de Julen perdieron a un hijo de tan solo tres años, según ha informado este lunes Telecinco.

Casi 24 horas después del suceso, un equipo de 100 personas continúa trabajando en las labores de rescate en ese pozo de prospección de agua de 100 metros de profundidad y escasos 25 centímetros de ancho.

Los trabajos se centran en acceder con una cámara para visualizar dónde se encuentra el pequeño, al que un familiar vio caer al interior del pozo.

Noticias relacionadas

Este lunes se ha encontrado una bolsa de chuches.