Conforama, en la calle Aragón de Palma, ha permanecido este sábado cerrado. | Juan P. Martínez

3

El asesinato de Sacramento Roca Martínez ha causado gran conmoción no sólo entre familiares y amigos, sino también entre sus compañeros de trabajo. A las doce de este sábado, los afligidos trabajadores del comercio Conforama, en la calle Aragón de Palma, han guardado un sentido minuto de silencio en memoria de ‘Sacri’, nombre con el que la conocían sus allegados.

Sacramento fallecía este viernes después de que su expareja la atacara cuando estaba en la caja atendiendo a los clientes, al parecer porque no aceptaba la ruptura. Poco después, según se desprende de la autopsia, fallecía a causa de una de las puñaladas que recibió.

Sacramento Roca era madre de dos hijas y hacía 15 años que trabajaba como cajera en Conforama. Las muestras de dolor han sido visibles este sábado cuando sus compañeros de trabajo han guardado un minuto de silencio por el asesinato de ‘Sacri’. Frente al local, que ha permanecido este sábado cerrado, se han vivido momentos de mucha emoción que han culminado con un sonoro aplauso por la muerte prematura de ‘Sacri’.

Noticias relacionadas