El acusado, ahora absuelto, el día del juicio en Vía Alemania. | A.S.

5

Un juzgado de Palma ha absuelto al monitor de Son Hugo acusado de robar 20 euros de la taquilla de un cursilllista al que daba clase de natación. La jueza recoge en la sentencia la falta de pruebas como principal motivo de no condenar al denunciado.

Los hechos juzgados a finales de octubre se remontan a 2016. La víctima, un alumno del inculpado, denunció el robo de 20 euros de su taquilla y desde el primer momento acusó al ahora absuelto de haberse hecho con esa cantidad de dinero después de conseguir la llave de su candado.

El día del juicio, el procesado, defendido por el letrado David Barón, negó los hechos y afirmó que todo se debía a una venganza personal del denunciante. Semanas atrás le había propuesto ir a cenar y tras la negativa la relación normal entre cursillista y el monitor se deterioró. Admitió que se ausentó de la clase unos minutos, pero negó sustraer nada.

El denunciante, por su parte, relató en sede judicial que vio al acusado merodear su maleta, donde se encontraba la llave del candado de su taquilla y entrar a los vestuarios. Dijo que el monitor le confesó los hechos en el momento que le interceptó. Los testigos citados a declarar ratificaron la versión de la víctima.

Noticias relacionadas

Tratamiento

El monitor explicó ante la jueza que tras las denuncias se empezó a sentir mal y el médico lo derivó a un psiquiatra, que le diagnosticó de depresión ansiosa, de la que sigue en tratamiento.