Los damnificados por las inundaciones en el Llevant pueden pedir ayuda al Govern para muebles y otros enseres

| Sant Llorenç |

Valorar:
Visto 348 veces
preload
Muchos vecinos han perdido todos los muebles y enseres de sus viviendas tras la riada que azotó Sant Llorenç, Artà, s'Illot y Canyamel, en Mallorca

Muchos vecinos han perdido todos los muebles y enseres de sus viviendas tras la riada que azotó Sant Llorenç, Artà, s'Illot y Canyamel, en Mallorca

11-10-2018 | ALEJANDRO SEPULVEDA

Unas familias piden ayuda económica para comprar el electrodoméstico que se llevó la tromba de agua, otras el mobiliario que ha quedado inservible, aunque son más las que han perdido casi todas sus pertenencias, según una valoración inicial realizada por personal de la Consellería de Servicios Sociales y Cooperación en la zona del Llevant de Mallorca afectada por la torrentada que el martes dejó por lo menos 12 víctimas mortales.

Los equipos de servicios sociales, formados por un total de 34 personas, reanudaron hoy su recorrido por las calles de Sant Llorenç des Cardassar, Colònia de Sant Pere, S'Illot, y Son Carrió, para llamar casa por casa y valorar con las familias afectadas sus necesidades para que puedan recibir lo antes posible la ayuda económica de emergencia, ha indicado el Govern.

Esa ayuda económica que deberá tramitarse, permitirá a las familias que la reciban reponer material a fin de recuperar las condiciones básicas para poder permanecer en la vivienda.
Eso incluye electrodomésticos como nevera, lavadora, cocina, horno, calentador de agua, el sistema de calefacción, así como utensilios de cocina, ropa de hogar, y mobiliario tal como mesas, sillas, cama, sofá, colchón o armario.

También esa ayuda económica se podrá pedir para reponer ventanas y puertas, o bien pintar de nuevo la casa por fuera y por dentro. «Las primeras valoraciones ya han constatado que son muchas las familias que han perdido todas sus pertenencias básicas y personales» ha apuntado la Consellería de Servicios Sociales y Cooperación en un comunicado.

Un equipo de 24 trabajadores sociales se ha encargado de llevar a cabo su misión en Sant Llorenç des Cardassar, la población más dañada por la riada del pasado martes, y que causó la muerte de al menos una docena de personas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.