Jesús Alberto Fuentes, inspector jefe de los Servicios de Juego de Azar. | Alejandro Sepúlveda

5

Agentes del Servicio de Juego de Azar de la UDEV-Central de la Policía Nacional llevan meses investigando a clubs de Tercera División balear por apuestas deportivas ilegales y amaño de partidos. Según fuentes próximas a la investigación a la que ha tenido acceso Ultima Hora las pesquisas policiales se iniciaron hace meses y se centran en varios jugadores, algún entrenador, junto a su cuerpo técnico y directivos.

El procedimiento ilícito utilizado consiste en el amaño de partidos por un soborno de unos 25.000 o 30.000 euros aproximadamente por club. Es decir, que cada jugador percibiría unos 2.000 euros en billetes de 500 euros. Según los expertos, los pagos se realizan en ‘dinero de bolsillo’, es decir, cantidades económicas difíciles de detectar por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Las mafias seleccionan a jugadores, entrenadores o directivos de clubs de Tercera División o de Segunda B. «Son dos categorías en la que la escasa cobertura mediática dificulta la labor de los cuerpos policiales. Además, los sueldos de los deportistas son bajos, la ludopatía y las necesidades económicas de los mismos también contribuyen en la aceptación de sobornos y amaños», apunta Jesús Alberto Fuentes Sastre, inspector jefe de la UDEV-Central, jefe de los Servicios de Juego de Azar de la Policía Nacional.