Los familiares de Paula y otras víctimas atropelladas en accidentes de tráfico posan delante del Congreso de los Diputados antes de entregar 242.000 firmas pidiendo penas más duras por conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas. | Efe

7

Familiares de Paula Fornés, la chica de 15 años que fue atropellada mortalmente en la noche de San Juan en sa Ràpita por una conductora que quintuplicaba la tasa de alcohol permitida, se han unido a los de otras dos víctimas ibicencas y una madrileña para presentar en el Congreso de los Diputados 300.000 firmas que avalan un endurecimiento de las penas por conducir bebido y drogado, y que se fije la «tasa cero» de alcohol al volante.

Antes de entregar las firmas, se han concentrado ante la Cámara baja con pancartas y camisetas alusivas a los fallecidos un grupo de familiares. Entre ellos se encontraban los padres de Paula.

Además, la madre de Iván, que murió atropellado el 9 de diciembre de 2016 en Madrid, también con 15 años, cuando esperaba en una parada de autobús y que fue arrollado por un conductor que había consumido cocaína y psicotrópicos, que superaba siete veces el nivel permitido de alcohol y que iba a una velocidad que triplicaba la máxima permitida.

Igualmente se han personado dos familias de Ibiza, la de Vanesa, que fue atropellada cuando tenía 31 años e iba con su bebé de un año y medio por un conductor que había consumido drogas y que se dio a la fuga dejando abandonado a su hijo, y la de Daniel, un ciclista de 33 arrollado por el coche conducido por una persona que conducía bajo los efectos del alcohol y de las drogas.

El portavoz de las cuatro familias, José Fernández García, tío y padrino de Paula, ha explicado que han logrado reunir estas firmas en menos de tres meses, ya que comenzaron el pasado 24 de junio, pocos días después del fallecimiento de su sobrina, lo que a su juicio refleja que «la gente está muy concienciada con este tema, que hay que ponerle remedio y hay que acabar con ello».

Noticias relacionadas

Ha explicado que han pedido como primera medida a los representantes de todos los grupos políticos «que sean valientes» e implanten la «tasa cero» de alcohol al volante.
Igualmente, reclaman una modificación del Código Penal, ya que consideran incongruente que se castigue con penas de entre uno y cuatro años de cárcel las imprudencia temerarias por atropellar a una persona cuando el hecho de provocar la amputación de un miembro en una pelea por ejemplo está castigado con entre seis y doce años de prisión.

El portavoz de las familias ha añadido que lo normal es que las penas por estos hechos sean de dos años con lo que los condenados no ingresan en prisión.

«Además no puede ser que por ejemplo en el caso de Paula le atropellan el día 24 de junio, detienen a la conductora, la ponen a disposición judicial y a los diez días sale de la cárcel pagando 12.000 euros de fianza. Te han atropellado a tu sobrina diez días antes y hoy atropellan a la familia entera. Debería estar en la cárcel hasta la celebración del juicio», ha apuntado.

José Fernández estima que hay que reforzar también el castigo de la omisión del deber de socorro.

Ha avanzado que si llegan al medio millón de firmas estudiarán la posibilidad de presentar directamente en el Congreso una iniciativa legislativa popular pero de momento con las que llevan ya recogidas prefieren que sean todos los grupos los que saquen adelante la reforma del Código Penal que reclaman.