Unas 200 personas han participado en la ruta motera en memoria de Paula Fornés. | Julio Bastida

29

Las carreteras de Mallorca han vivido este domingo una ruta motera muy especial. Unas 200 personas se han dado cita para hacer un recorrido en memoria de Paula Fornés, la menor que murió al ser arrollada por una conductora ebria en sa Ràpita. Este acto, organizado por la ONG SOS Mamás, ha contado con la participación de los padres de la joven fallecida.

En el puente de Son Gotleu de Palma se han vivido momentos muy emotivos cuando Biel Fornés y María Rodríguez, los padres de Paula, han agradecido a los asistentes su apoyo en estos momentos. Los asistentes no han dudado en mostrar su malestar por la Justicia española, muchos de los cuales pedían el endurecimiento de las leyes. También han aprovechado para fomentar la campaña de recogida de firmas iniciada por la familia en la plataforma Change.org.

Noticias relacionadas

En declaraciones a los medios, tanto los familiares como los participantes han criticado con dureza la actuación del ministerio Fiscal de no solicitar la prisión provisional sin fianza para autora del atropello mortal de Paula Fornés. Fueron muchas las voces que saltaron contra jueces y fiscales y pidieron el endurecimiento de las penas para todos aquellos que conducen bajo los efectos del alcohol o de sustancias estupefacientes. La portavoz de SOS Mamás, Ascen Maestre,también aprovechó para pedir un «golpe de gas» en recuerdo de la joven y del primer padrino de la asociación, Luis Salom, fallecido en un accidente de moto y que el 7 de agosto hubiera cumplido 27 años.

Ruta

Tras la salida desde la calle Tomàs Rullàn, estaba previsto que la ruta pasara por Santa Maria, Bunyola, Alaró, Lloseta, Mancor de la Vall, Campanet, Pollença, Alcúdia, Can Picafort y Santa Margalida.