El antiguo jefe de la Policía cree que es una venganza del hijo de ‘La Paca’ | A. Sepúlveda

18

El comisario jubilado Antonio Cerdà quiere declarar antes del 8 de octubre por la acusación de ‘El Ico’.

El hijo de La Paca contó que el antiguo jefe de la Policía Judicial le pidió 50.000 euros para él y 100.000 para gente de Madrid si quería que excarcelasen a su hermana ‘La Guapi.
Fuentes del entorno del excomisario comentan que vivirá dos meses de incerteza desde la imputación hasta la declaración judicial en octubre. Este tiempo provoca indefensión, según sus allegados.

Patrimonio

El titular de Juzgado de Instrucción 1 de Palma, Juan Manuel Sobrino, también ha citado al actual responsable de la Unidad Antidrogas y Crimen Organizado (Udyco) del Cuerpo Nacional de Policía de Palma, Toni Suárez, por un presunto incremento patrimonial injustificado.

Cerdà, según explica su entorno, atribuye las declaraciones de ‘El Ico’ a una posible venganza por haber logrado que sus familiares entrasen en prisión. La investigación al excomisario se inició en octubre de 2017 y parte de la detención de otra hija de ‘La Paca’, ‘La Guapi’, con tres kilos de cocaína. Conversaciones telefónicas le incriminarían.

Los investigadores han analizado los WhatsApps que envió a ‘El Ico’ antes de reunirse con él en Son Llàtzer el 25 de octubre: «Si puedes, tienes que llevar el libro que tú tienes», dijo Cerdà al hijo de ‘La Paca’. Los policías interpretan que con ‘el libro’ se refiere al dinero que supuestamente le faltaba por recibir para ayudar a excarcelar a su hermana.