Durante la noche se sucedieron episodios violentos en los que las prostitutas respondían con golpes. | Michel's

57

Carreras, patadas, golpes y gritos contribuyeron en la noche de Magaluf. Otra madrugada de alto voltaje que registró graves incidentes en las movilizaciones que vienen desarrollándose en la zona de Punta Ballena contra la prostitución callejera.

Cerca de un centenar de personas entre trabajadores y vecinos se dieron cita para expulsar a las prostitutas de la zona. El grupo, que empezó la noche con la consigna de evitar la violencia, se dirigió alrededor de las 2.00 de la madrugada al punto en el que se encontraban las prostitutas, a las que, entre insultos, también les reprendieron los robos a los turistas. Las prostitutas abandonaban la zona a medida que se acercaba el grupo, que, entre aplausos de algunos presentes, cantaban consignas como «prostitutas fuera de las calles» o «sí se puede».

La tensión fue en aumento hasta que se vivieron episodios violentos. Algunas de las mujeres arremetieron con palos y piedras al grupo, que también rebasó límites. Hubo golpes de las dos partes.

Noticias relacionadas

Las prostitutas abandonaban el lugar a la carrera para situarse en otro punto, lo que provocó que la movilización, que se produjo sin presencia de las fuerzas de seguridad, continuara en la avenida de s?Olivera, Cas Saboners y el paseo del mar de Palmanova, donde también se produjo otro episodio muy tenso. Las mujeres llegan a la zona en un vehículo que terminada la noche pasa a recogerlas y los manifestantes, entre los que también se sumaron algunos taxistas, se plantaron ante el coche para reprender al conductor.

Delito de oido

Las prostitutas se sienten perseguidas y acosadas por las movilizaciones de Magaluf. Un grupo de mujeres expuso este jueves su situación a Metges del Món, que las guió para acudir ante la Guardia Civil para dar a conocer su versión de las movilizaciones que se están desarrollando en Magaluf.

Las prostitutas refieren insultos y agresiones físicas -alguna respaldada con parte médico-, para denunciar como delitos de odio los episodios violentos que se están registrando estas últimas madrugadas en Magaluf.

Enfrentamientos prostitutas y manifestantes Magaluf 7.jpg