Imagen del taxi con el cristal delantero roto. | Julio Bastida

36

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a la detención de un taxista de Calvià acusado de atropellar a un hombre tras mantener una discusión de tráfico.

El arrestado, identificado como Ignacio L.R., de 42 años y vecino de Calvià, mantuvo una discusión con otro conductor por un tema relacionado con el tráfico. Según el relato de la víctima y de varios testigos presenciales, ambos conductores se enzarzaron en una discusión verbal.

La víctima se colocó delante del taxi y comenzó a recriminar la actitud del profesional del vehículo. Acto seguido, el taxista aceleró y embistió al hombre con el coche, provocando que chocara contra el capó, para seguidamente circular por la calle, desde el colegio Luis Vives hasta el Camí de Jesús número 38, con la víctima sobre el frontal.

Al llegar a esa altura, el taxista dio un volantazo y lanzó al hombre contra el suelo. Varios transeúntes testigos de los hechos facilitaron a los agentes la matrícula y número de la licencia profesional del taxi.

Arresto

Unos minutos más tarde, una unidad de la Policía Local localizó el vehículo en la puerta del tanatorio de Son Valentí. Tras identificar al conductor, se procedió a su detención y se le tomó declaración. El hombre apuntó que fue la víctima quien le trató de agredir y que por miedo le embistió.

Una testigo, declaró que ella iba circulando con su vehículo y pudo ver como un hombre iba sobre un capó en una actitud violenta propinando puñetazos sobre la luna delantera. El taxista fue conducido a dependencias de la Policía Nacional donde fue interrogado en calidad de detenido.

Con suma rapidez también se desplazó hasta el lugar del suceso una ambulancia medicalizada del SAMU-061 quien atendió in situ al herido. El paciente, según las primeras valoraciones médicas, presentaba multitud de golpes por todo el cuerpo, observando un fuerte golpe en uno de sus tobillos. El médico de la ambulancia ordenó su traslado de urgencia a Son Espases.

En dependencias policiales, los agentes contactaron con el hospital para preguntar por la gravedad de las lesiones de la víctima informando los especialistas que el paciente presentaba la fractura del tobillo izquierdo y múltiples contusiones por todo el cuerpo.

La Policía Nacional hizo constar en su informe que a la llegada al lugar de los hechos se encontró a la víctima en estado de shock y desorientado.