Su estado es muy grave y hay dudas de que pueda recuperarse. La Policía Local está buscando al autor de la paliza, que será detenido por maltrato animal.

36

Un cachorro de perro de pocos meses está al borde de la muerte después de que el viernes fuera apelado y tirado a la basura dentro de una bolsa en la barriada palmesana de Son Ferriol.

Una joven descubrió casualmente al can malherido, que sangraba y estaba conmocionado. Debido a los golpes presentaba un traumatismo craneal y una costilla rota. La asociación Peluditos de Son Reus se hicieron cargo de él y se han hecho cargo de los gastos del animal mientras esté ingresado en la Clínica Aragón.

Su estado es muy grave y hay dudas de que pueda recuperarse. La Policía Local está buscando al autor de la paliza, que será detenido por maltrato animal.