En el camino de regreso a casa la policía se topó con un conductor que circulaba poniéndose en riesgo a sí mismo y a los otros usuarios de la vía. | A. Sepúlveda

12

Una agente de la Policía de Palma resultó herida en un incidente de tráfico desencadenado poco después de abandonar esta su lugar de trabajo.

En el camino de regreso a casa la policía se topó con un conductor que circulaba haciendo eses por la Vía de Cintura, una conducción temeraria que lo ponía a él y a los otros usuarios de la vía en riesgo.

La agente decidió seguirlo con su vehículo, hasta que alocada carrera tuvo un final abrupto. De forma inesperada el sospechoso se detuvo en el túnel de la carretera Manacor y dio marcha atrás, impactando contra el coche de la agente, según informan desde el cuerpo municipal.

El conductor fue neutralizado y posteriormente se le hizo un test de alcoholemia, que arrojó un resultado cuatro veces superior a la tasa permitida.