Detenido un segundo hombre por las agresiones y vejaciones a la mujer que se clavó un cuchillo en Ibiza

| | Ibiza |

Valorar:
preload
La pareja de la víctima y primer detenido, en la imagen siendo trasladado, declaró que en los actos había otro hombre implicado.

La pareja de la víctima y primer detenido, en la imagen siendo trasladado, declaró que en los actos había otro hombre implicado.

07-03-2018 | Redacción Ibiza

Agentes de la Policía Nacional de la comisaría de Ibiza han detenido a un hombre nacido en Mali por su presunta implicación en las agresiones y vejaciones sufridas por la mujer de nacionalidad irlandesa que hace unos días se autolesionó con un cuchillo y un cúter en una tienda de Ibiza a la que llegó tras huir después de pasar tres días retenida por su pareja.

Según informaron fuentes policiales, la detención de este segundo hombre se ha llevado a cabo después que la pareja de la víctima y primer detenido, declarase que en los actos había otro hombre implicado. El ahora detenido permanece declarando en sede policial y mañana pasará a disposición judicial.

Esta nueva detención es fruto de la investigación llevada a cabo por la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional y el arresto fue ordenado por el titular del juzgado de Violencia Sobre la Mujer de Ibiza.

El pasado jueves, el titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Ibiza, María Luisa Bustillo, en funciones de guardia ordenó prisión provisional sin fianza para el irlandés de 54 años que retuvo y vejó sexualmente a su pareja durante tres días. La jueza le imputa un presunto delito de maltrato en el ámbito familiar.

Los macabro suceso se desencadenó el pasado lunes cuando la mujer de nacionalidad irlandesa y de 47 años escapó del domicilio y consiguió refugiarse en un comercio de la calle Bisbe Huix de Vila, donde se dirigió a la sección de menaje de cocina, cogió un cuchillo y se lo clavó en el abdomen, además de lesionarse las muñecas con un cúter.

La dependienta de este comercio relató que, previamente a este hecho, se percató de que la mujer estaba sangrando por las muñecas, por lo que llamó a la Policía Nacional. Los agentes de la Policía Nacional llegaron rápidamente a hacerse cargo de la situación, acotaron la zona y la calle, llamaron al 061 e inmovilizaron a la víctima que seguía en su empeño por lesionarse.

Los agentes le taponaron las heridas hasta la llegada de la ambulancia, que la trasladó a Can Misses. Ya en el hospital, la operaron y los médicos comprobaron que tenía hematomas en los genitales, piernas y brazos. La víctima relató que estas lesiones habían sido provocadas por su pareja, que la había retenido en casa durante tres días y que, por ese motivo, había intentado quitarse la vida horas antes en ese comercio de Vila.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.