Imagen del juicio a un ciudadano rumano por amenazar a este testigo protegido, que terminó en condena. | Guillermo Esteban

27

El titular del juzgado de Instrucción 8 de Palma ha citado para declarar como imputado de un delito de denuncia falsa a uno de los testigos protegidos delcaso Cursach, al 29. El encausado, un excamarero de Tito’s responde por unos hechos del pasado 11 de junio. El 112 recibió un aviso según el cual se estaba produciendo un robo en una vivienda de Marratxí. El supuesto autor era el propietario de una furgoneta aparcada en la puerta, un ciudadano rumano que está pendiente de juicio por amenazar al testigo protegido 29. Tres patrullas de la Policía Local fueron al lugar y se encontraron con que el rumano instalaba una cocina en la casa y que los dueños de la misma negaron que se hubiera producido robo alguno en los tres días en los que esta persona trabajaba allí.

No es el primer testigo protegido que afronta una investigación por denuncia falsa. Sin embargo, sí que en esta ocasión existe una relación directa. El testigo 29 ha denunciado varias amenazas e intentos de agresión tras declarar ante el juez Manuel Penalva. De hecho ya hay una persona condenada a tres años de cárcel por estos hechos en una sentencia no firme. En este caso, la persona a la que denunció por robo espera juicio por obstrucción a la justicia y un compatriota suyo está en prisión preventiva. El mismo testigo 29 acusó a la abogada de este rumano de intentar comprarle y toda esta derivada del caso está detrás de la denuncia de una mujer contra el juez y el fiscal ante el TSJB.

El denunciado por el falso robo puso una querella en los juzgados. La Guardia Civil recabó en el 112 información del número desde el que se había llamado para hacer esa denuncia y, tras comprobar que es el del testigo protegido, le citó en el cuartel de Marratxí. El excamarero de Tito’s se negó a declarar y dijo que lo haría ante el juez. Tendrá que comparecer a finales de mes. La denuncia contra él incluye otros hechos como que el ciudadano rumano, excompañero de piso del testigo, ha llegado a recibir hasta 40 llamadas desde un número desconocido en un día o que alguien se dedica a llamar a servicios de comida a domicilio, fontaneros o cerrajeros y los envía a su casa.

En el ‘caso Cursach’ este testigo protegido ha denunciado la presencia de policías locales en fiestas en Tito’s, además de que en el local se vendía droga por parte de la dirección.