Las dos detenidas de Bendinat, junto a su abogado y la guardia civil. | A. Sepúlveda

27

La trama organizada para estafar a hoteles de Mallorca interponiendo denuncias por falsas intoxicaciones alimentarias de turistas utilizaba un «ejército» de tiqueteros para captar a los demandantes, a los que ofrecían «vacaciones gratis». Entre las dos fases de la ‘operación Claims’, que la Guardia Civil inició el martes por la mañana, ya son siete las personas detenidas en Palma, Calvià y Alcúdia.

Noticias relacionadas

Por cada veraneante británico que conseguían, los tiqueteros cobraban 50 libras. A las familias denunciantes les explicaban que podían ganar «entre 2.500 y 3.000 libras», además, por supuesto de abonarles el coste de su estancia en el hotel.

Las dos principales acusadas, que fueron arrestadas en una mansión de Bendinat, y que son muy conocidas en la colonia británica residente en Calvià, han negado de forma categórica que sean las responsables de la trama. Madre e hija, al igual que los otros cuatro detenidos, serán puestas a disposición judicial este jueves. También está previsto que la delegada del Gobierno, María Salom, y el coronel jefe de la Guardia Civil, Jaume Barceló, ofrezcan una rueda de prensa para explicar los detalles relacionados con la operación, que todavía sigue en marcha. Las diligencias judiciales se encuentran bajo secreto de sumario.