19

El EDOA (Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga) de la Guardia Civil detuvo este martes a seis personas implicadas supuestamente en la trama de la estafa millonaria por reclamaciones contra hoteles por intoxicaciones falsas. Entre los acusados están las dos presuntas cabecillas de la organización.

El caso se encuentra bajo secreto de sumario, por lo que el hermetismo es absoluto en la Comandancia de la Guardia Civil de Palma. Sin embargo, en fuentes judiciales ha trascendido que la operación llevaba varios meses gestándose. El primer golpe se propinó en el mes de junio, tal y como adelantó Ultima Hora, cuando dos británicos fueron arrestados en la zona de Alcúdia por incitar a turistas a poner denuncias falsas por intoxicaciones en hoteles. Aquellos sospechosos, sin embargo, sólo eran algunos eslabones de poco peso en la maquinaria fraudulenta que se había montado, y la Benemérita continuó con las pesquisas.

Trama compleja

Noticias relacionadas

De las investigaciones llevadas a cabo durante estos meses, la Policía Judicial ha constatado que el entramado era complejo y en él participaban distintas personas, a diferentes niveles. Muchos de ellos son británicos. La autoridad judicial autorizó este martes ocho registros: seis de ellos en domicilios particulares y otros dos en empresas. Uno de los más largos se llevó a cabo por parte de la Guardia Civil en la calle Farigola, en Bendinat (Calvià), donde residen una madre y su hija que presuntamente son las cabecillas de la trama.