Dirigentes del Ajuntament y de la comunidad musulmana de Inca escenificaron la unidad contra el terrorismo. | Antoni Pol

9

Los portavoces de las fuerzas municipales de Inca se han reunido este viernes de urgencia con los representantes de las tres asociaciones musulmanas del municipio, el jefe de la Policía Local y la mediadora cultural para tratar las últimas informaciones relacionadas con los integrantes del Daesh detenidos en Mallorca.

Desde el Ayuntamiento de Inca, han manifestado que la reunión tiene como objetivo poner encima de la mesa este asunto, después de que este viernes se haya conocido que uno de los presuntos yihadistas habría planeado una «matanza» en la Plaza del Ayuntamiento de Inca.

A pesar de esto, desde el Consistorio han querido enviar un «mensaje de tranquilidad» y han calificado de «puntual» por lo que han asegurado que la relación y la convivencia «es la misma».

Por su parte, el detenido habría manifestado su intención de convertirse en mártir y se habría pronunciado públicamente en favor de la yihad, accediendo habitualmente a contenidos idóneos para su adoctrinamiento yihadista y el de terceros y compartiéndolos en aplicaciones de mensajería instantánea.

El alcalde de Inca, Virgili Moreno, ha lanzado un mensaje de tranquilidad tras la reunión.

Por su parte, los representantes de las tres comunidades musulmanas, que a su vez son quienes dirigen las mezquitas de la localidad, han mostrado su rechazo «rotundo» a estas actuaciones y se han comprometido a trabajar «codo con codo» con el Ayuntamiento, tal y como ha explicado Moreno.

La reunión se ha producido para tratar lo sucedido estos días, y en especial, la «sorpresa» con la noticia del supuesto plan de «matanza».