La tintorera ha sido finalmente sacrificada este domingo. | Redacción Digital

18

La tintorera que causó este fin de semana la alarma en agua de Palma y Calvià ha sido finalmente sacrificada este domingo debido a las graves heridas que presentaba.

Especialistas en fauna marina del Palma Aquarium han sido los encargados de sacrificar a la tintorera. El acuario ha informado de que sobre las 17.00 horas su equipo de rescate se ha hecho cargo del tiburón tras sacarlo del agua en la playa de Can Pastilla con el apoyo de socorristas del Ajuntament de Palma, lo que culmina un dispositivo de seguimiento que comenzó el pasado sábado tras el avistamiento del escualo en la playa de Illetes.

La tintorera tenía un anzuelo clavado en la boca que le había provocado graves lesiones que le impedían alimentarse, y estaba muy débil y desorientada.

Noticias relacionadas

Los expertos han determinado que esas lesiones eran incurables y han decidido sedar al animal para tranquilizarlo y evitarle más sufrimiento, y administrarle después una droga eutanásica para acabar con su vida.