5

La Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) ha señalado este domingo que «ve necesario un tratamiento más ético de los datos que afectan a algunos de los presuntos implicados» en el conocido como caso Cursach, a raíz de las últimas informaciones publicadas por algunos medios.

«El derecho a la información no justifica la difusión de detalles morbosos ni la incidencia en aspectos que no constituirían en sí mismo delitos, ejerciendo un periodismo más próximo al sensacionalismo que a una práctica seria», señala en un comunicado la asociación.

APIB recuerda que asume el código deontológico de la Federación de Asociaciones de la Prensa Española (FAPE) al formar parte de ella.

Destaca que ha observado «una práctica recriminable en algunas noticias, con titulares inexactos que, de hecho, en el texto se matizan».

También critica «que se dé credibilidad incuestionable a testimonios basados en comentarios sin pruebas, aunque estos formen parte del sumario. Y menos si proceden de fuentes de dudosa credibilidad o que no han sido al menos contrastadas», añade.

La APIB precisa que «aplaude el periodismo denuncia y recuerda la importancia de los medios como garantes de la democracia y como contrapoder, pero reconoce que no puede ejercerse dando legitimidad a comentarios que no aportan datos de relevancia y que, sin embargo, afectan a la imagen de las personas implicadas».