Imagen de archivo de un vehículo policial en la referida zona. | Redacción Sucesos

42

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía en colaboración con la Policía Local de Palma se han hecho cargo de la investigación del ataque que sufrió una joven por parte de un perro de raza potencialmente peligrosa.

A las 22.30 horas de este lunes la central del 091 activó una patrulla para ser comisionada en el parque Wifi, situado en la calle Manuel Azaña -frente a la comandancia de la Guardia Civil-, donde se estaba produciendo una acalorada discusión.

Una vez personados en el lugar, los agentes observaron a una joven de 33 años que presentaba una mordedura de perro en su mano derecha, así como magulladuras en ambas rodillas, teniendo que ser asistida 'in situ' por una dotación sanitaria del SAMU 061.

Según las primeras hipótesis de la investigación, a las que ha tenido acceso Ultima Hora, los hechos ocurrieron cuando la mujer trataba de separar a su perrito de otro de raza peligrosa (pitbull), que estaba paseando sin bozal.

Los propietarios del can son D.S., búlgaro de 37 años, y A.V., español de 23, quienes fueron requeridos por una patrulla de la Policía Local para que les facilitaran la documentación, licencia y seguro de responsabilidad civil del animal.

Todo ello ha sido reflejado en un informe policial y remitido a la autoridad judicial competente.