El joven procesado, en el juzgado de lo Penal número 3 de Palma. | Guillermo Esteban

2

El joven que mordió a un menor en un vagón del tren de Inca se disculpó este miércoles durante el juicio. «Estaba nervioso, tuve un mal día. Quiero pedir perdón al chico y a su familia», dijo ante el juez de lo Penal número 3 de Palma.

El acusado, de 21 años, aceptó seis meses de cárcel. La pena de prisión la podrá sustituir por 138 días de trabajos a beneficio de la comunidad. El agresor indemnizará al herido con 9.000 euros por las lesiones causadas. Ya ha consignado 4.000. La fiscal apreció la circunstancia atenuante de reparación del daño.

La víctima, adolescente de 16 años, intentó detener una agresión machista en el vagón del tren el 20 de mayo de 2016. El acusado se encontraba con su novia en el andén de la estación Intermodal de Palma. Discutieron. Le agarró del pelo, le golpeó las costillas y la cabeza antes de subir al tren. En el interior del vagón siguió la agresión. El adolescente intervino.

El menor precisó de 12 puntos de sutura.

Noticias relacionadas

El procesado reaccionó con violencia. Propinó un puñetazo al joven y luego le mordió en la mejilla. El chico cayó al suelo y el agresor le dio varias patadas. El acusado y su pareja, tras la paliza, bajaron en la parada de Son Cladera/El Vivero. La víctima, asistida por el abogado Vicente Campaner, precisó de 12 puntos de sutura en la mejilla.

La víctima, en una entrevista concedida a Ultima Hora, explicó que volvería a intervenir para detener una agresión machista. «Nadie puede ver eso y no hacer nada».