En la imagen se puede apreciar las cabras muertas, y algunas desnutridas. | Guardia Civil

10

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, en el marco de la Operación 'MAXIMUS', encaminada a la detección y control de actividades y conductas ilícitas relacionadas con el bienestar animal en el ámbito ganadero, han detenido a una ganadera en la Comarca de la Litera, en la provincia de Huesca, como presunta autora de un delito de maltrato animal.

La detención se ha producido como consecuencia de los controles que realizan los agentes del SEPRONA en explotaciones ganaderas, para corroborar que se cumple con la legislación vigente en cuanto a bienestar animal se refiere.

Durante el registro e inspección, la Guardia Civil ha localizado 346 cabras muertas por inanición en diferentes estados de descomposición. Los animales se encontraban encerrados sin comida ni agua.

La Guardia Civil ha detenido a la propietaria de la explotación, una mujer de 47 años. Seguidamente, los agentes dieron aviso a la Dirección General de Alimentación y fomento Agroalimentario del Gobierno de Aragón para que se tomasen las medidas encaminadas a garantizar la supervivencia y bienestar de los pocos ejemplares que quedaban vivos.

La ganadera se encuentra en libertad con cargos.