Imagen de archivo de una policía nacional supervisando imágenes de contenido sexual. | Redacción Sucesos

Un hombre de Palma ha sido condenado por revelar a la familia de su expareja que era actriz porno. «Esto es un adelanto de lo buena niña que es. Próximamente en Facebook», escribió el acusado en WhatsApp a los familiares de la víctima.

La Audiencia Provincial ha confirmado la condena de 30 días de localización permanente para un hombre por vejaciones. El acusado difundió vídeos pornográficos de su expareja a su madre, dos tíos y una amiga. El hombre no podrá acercarse ni comunicarse con la víctima durante seis meses. La sentencia considera probado que el acusado envió material pornográfico de su exnovia a sus familiares en noviembre de 2015. Eran fotografías con terceras personas en ropa interior y escenas porno. También les remitió el enlace de una página web de sexo donde aparecen vídeos protagonizados por la víctima.

La mujer se dedicaba al porno con el consentimiento del acusado. Tenía necesidades económicas durante la relación sentimental. La madre de la mujer era la única que sabía que la se dedicaba al mundo del porno. El resto de familiares y amigos lo desconocían.

Estos hechos causaron a la perjudicada una fuerte ansiedad, alteración emocional y un impacto en su familia.