El empresario niega que viviera gente en «el cuarto de la lavadora». | Policía Nacional

7

El dueño del agroturismo de Manacor detenido por explotar a ciudadanos rumanos, que supuestamente vivían en condiciones insalubres y en jaulas, negó este viernes los hechos que le imputa la policía y afirmó que la denuncia en su contra se debe a una venganza de un trabajador al que despidió.

Noticias relacionadas

El responsable del agroturismo, también de nacionalidad rumana, está acusado de captar a través de internet a compatriotas mediante falsas ofertas de trabajo. Al respecto, indicó: «Si de verdad alguien hace lo que pone en los periódicos estaría en prisión porque son hechos muy graves, llevó el agroturismo desde 2009 y no he tenido ningún problema, es mentira lo que se ha dicho, soy una persona de confianza y hay muchas personas que lo pueden decir». «Tengo 63 años, tengo tres hernias discales, la persona con la que tuve el problema es joven y deportista, cómo lo hubiese podido encerrar en una jaula como dicen, porque si se hubiese enfrentado a mí no hubiese tenido nada que hacer», agregó.

El empresario aseguró que la fotografía que supuestamente es una jaula donde vivían algunos trabajadores «es el cuarto de la lavadora donde se llevan las sábanas y la ropa de las habitaciones, el sofá que aparece estaba en una de las habitaciones, se rompió y lo colocamos allí».