Imagen facilitada por la Policía Nacional de una de las jaulas de rejilla en la que vivían los trabajadores explotados. | Policía Nacional

44

Los empleados del agroturismo de Manacor, cuyo dueño los tenía en jaulas, habían sido captados a través de internet con falsas ofertas de trabajo, según la investigación llevada a cabo por la Policía Nacional.

El empresario detenido les ofrecía mejorar las condiciones de vida mediante una oferta laboral con un salario superior al que podrían percibir en su país y, si estos aceptaban, les pagaba el traslado hasta su finca.

Los trabajadores, a su llegada a Mallorca, se percataban que las condiciones eran totalmente distintas a las acordadas: no estaban dados de alta en la Seguridad Social, realizaban hasta 13 horas de trabajo diarias, sin ningún día libre a la semana, ni derecho a vacaciones, y recibían un sueldo de 1,50 euros por hora.

Condiciones insalubres

Noticias relacionadas

El arrestado tenía a sus trabajadores en unas instalaciones infames, prácticamente sin ventilación y en condiciones de insalubridad manifiestas. De hecho, a la entrada de la comitiva judicial, los responsables de la investigación comprobaron que los trabajadores vivían en el interior de una jaula de rejilla durmiendo en colchones tirados en el suelo de hormigón y con una gran acumulación de trastos y enseres amontonados.

Además, los trabajadores sufrían abusos verbales y psicológicos con la finalidad de tenerlos atemorizados, lo que unido a una situación sociocultural y económica baja y al aislamiento social que sufrían, les empujaba a estar sometidos a la voluntad del ahora detenido.

El detenido fue conducido a dependencias policiales donde se le tomó declaración y posteriormente declaró ante la jueza, quien ordenó su puesta en libertad con cargos.

El empresario llegó incluso denunciar falsamente a uno de sus trabajadores, acusándole de haberse apropiado de la recaudación obtenida un día concreto para negarle la indemnización por un accidente laboral donde se amputó uno de los dedos de la mano.