Agentes de la Policía Local de Palma durante el precinto de la discoteca ‘Deluxe’, en Gomila. | Julio Bastida

31

«Han hecho falta varios años, alguna que otra denuncia en los juzgados y una portada del diario Ultima Hora para que la Policía Local de Palma y el Ayuntamiento se pusieran las pilas y actuaran contra los locales que vulneran de manera sistemática la ley y el descanso de las personas». Estas eran algunas de las opiniones de vecinos de la barriada de El Terreno ante las recientes actuaciones policiales practicadas en la barriada.

Un gran dispositivo de agentes de la Policía Local de Palma irrumpieron en la madrugada del viernes, sábado y domingo en discotecas, afters y locales de ocio nocturno con la finalidad de controlar las limitaciones de horario, ruidos, seguros, licencias, aforo y seguridad de los establecimientos.

Durante el dispositivo, se sancionó a varios locales por exceso de horario, permitir el consumo de bebidas en el exterior del recinto, no disponer de título habilitante ni seguro de responsabilidad civil o carecer de controladores de acceso debidamente titulados.

Noticias relacionadas

Del mismo modo, los agentes también procedieron al precinto de los equipos musicales de la polémica discoteca Deluxe, sita en la calle Joan Miró 65. Los integrantes de la Patrulla Verde realizaron una sonometría arrojando la misma unos niveles muy superiores a los permitidos. De manera inmediata, se procedió a su precinto. También se inspeccionaron 17 locales más durante el ‘tardeo’.