El coronel Barceló fue víctima de una trampa en la Comandancia, en 2011. | A. Sepúlveda

69

Nunca un coronel fue tan respetado. Y querido. En la Comandancia de la Guardia Civil continúa la movilización sin precedentes en defensa de su jefe, Jaume Barceló, que fue grabado a traición durante una conversación privada de 2011 en el cuartel.

Noticias relacionadas

«Estamos todos muy afectados porque el coronel siempre ha estado a nuestro lado. Ha habido otros mandos que preferían marcar distancias con sus subordinados, pero Barceló nunca ha sido así. Siempre ha bajado al ruedo, se ha mojado por nosotros», contó este sábado un suboficial. Otro mando fue más allá: «Aquí, el 99 por ciento de la plantilla apoya a Barceló. Lo que le han hecho no tiene nombre y queremos que los culpables lo paguen. No se puede grabar impunemente en la Comandancia y luego pasar la cinta a un periódico de Madrid. Si cesan a Barceló por esto, aquí habría muchísimos problemas. Como coloquialmente se dice: arderá Troya».