Jéssica y Melisa, las hermanas mayores de la niña agredida, frente al colegio de Son Roca. | A. Sepúlveda

77

Sólo tres días antes de la brutal paliza que envió a una niña de ocho años al hospital, su madre denunció a la dirección del colegio de Son Roca el acoso escolar que sufría. Y que según la familia se remonta al curso anterior. Esta versión desmentiría las declaraciones de éste sábado del ministro Jorge Fernández Díaz, que aseguró que se podía hablar de «agresión, pero no de bullying».

Tres días antes

Noticias relacionadas

La situación no es nueva: «El adolescente de 14 años que golpeó e inmovilizó en el suelo a mi hermana ya la insultó y empujó tres días antes. Mi madre fue a hablar con la directora y después habló con el chico, que se puso muy chulo y le faltó al respeto».

La UFAM (Unidad de la Familia y el Menor) continúa con la investigación y en breve tiene previsto citar a los doce menores acusados, para tomarles declaración. También se entrevistarán con la niña, que ya está en su casa tras recibir el alta hospitalaria.

En este sentido, Jéssica explicó: «Anoche todavía tenía el cuerpo dolorido, no quise preguntarle muchas cosas para no agobiarla, pero sé que tiene mucho miedo de volver al colegio». El curso pasado, añadió la mujer, ya hubo acoso: «Mi hermana pequeña se siente un niño y, por ejemplo, quiere jugar a fútbol.